La Federación Empresarial de Aserraderos y Rematantes de Maderas de Galicia (Fearmaga) organiza el curso ‘Puesta en marcha de la motosierra’ para los profesionales del sector forestal gallego. A través de este curso de 20 horas de formación distribuidas en tres sesiones virtuales, se mejorará la capacitación profesional de los trabajadores del sector en el uso y mantenimiento de este tipo de maquinaria. El curso, que comienza hoy y que se extenderá hasta el 12 de febrero, cuenta con la participación de 13 alumnos.

Esta acción formativa incluye instrucciones para conocer los diferentes tipos de motosierra y realizar operaciones de puesta en marcha y mantenimiento de esta maquinaria (como limpieza, engrase o reparación de pequeñas averías). También contiene recomendaciones para la prevención de riesgos laborales con medidas destinadas a minimizar riesgos en material de salud, seguridad y ergonomía, debido a que las talas y acciones con motosierra son algunas de las actividades forestales que llevan asociadas mayores riesgos.

El cumplimiento de la normativa medioambiental es otro de los ejes del curso, centrado en materias como el reciclado de aceites y la gestión de residuos.

Más de dos décadas de formación forestal

Fearmaga cuenta con más de dos décadas de experiencia en el desarrollo de acciones formativas para las empresas del sector forestal y sus profesionales. El pasado año, un total de 133 trabajadores del sector participaron en los 7 cursos organizados por la Federación, que alcanzaron un alto nivel de participación.

El Plan de formación sectorial de Fearmaga se desarrolla con la colaboración de la Axencia Galega da Industria Forestal (XERA), adscrita a la Vicepresidencia Segunda y Consellería de Economía, Empresa e Innovación.

Fearmaga es una organización sin ánimo de lucro que representa y defiende los intereses de los aserraderos y rematantes gallegos. Desde su fundación, hace 40 años, la federación promociona e impulsa la competitividad de todas las empresas que forman este sector.  Aglutina a cerca de 350 empresas, lo que representa el 75% de los rematantes de madera y de las industrias de aserrado que dan empleo directo a 7.000 profesionales en nuestra comunidad.